Cosméticos y tipos de piel

Identificar nuestro tipo de piel es el primer paso para poder escoger los productos cosméticos y brindarle al cutis cuidados adecuados para óptimos resultados.

Piel normal
Es una piel muy joven, está bien hidratada, sin imperfecciones evidentes. Normalmente se observa antes de alcanzar la pubertad, ya que Los cambios naturales que experimenta el organismo con el transcurso de los años pueden provocar transformaciones en la piel.

Piel seca
Con poros poco visibles, suele tener muy buen aspecto, pero es más ¨fina¨ y muestra signos de envejecimiento con mayor rapidez. Se irrita con facilidad.

Piel grasa
Se observan poros dilatados, granos y/o puntos negros. Es más ¨gruesa¨ y muestra signos de envejecimiento con mayor lentitud.

Piel mixta
Es el tipo de piel más difícil de tratar, pues se caracteriza por tener la zona “T” del rostro (frente nariz y mentón) con grasa y brillos, mientras que los pómulos y el contorno de ojos son zonas más secas. El tratamiento depende de su grado de hidratación.

Piel sensible
No es un tipo de piel es una alteración de la piel, cualquier tipo de piel puede ser sensible (grasa, mixta, seca).
Puede sensibilizarse por varios motivos y en cualquier momento de la vida.
Signos para reconocer la piel sensible:
-Signos Visibles; eritema, descamación, hinchazón, aspereza etc.
-Signos sensitivos; picor, tirantez, ardor etc.

CUTIS GRASO

LINEAS CUTIS